Noticia

Home/Blog/Noticia

¿CÓMO ESTIMULAR A LOS BEBÉS DE 0 A 6 MESES?

04/12/2015
 Suelo Pelvico

ESTIMULACIÓN EN LAS PRIMERAS ETAPAS

El cerebro humano crece con rapidez al inicio de la vida: al nacer tiene el 25% del peso que tendrá al ser adulto y a los 2 años de edad ya alcanza el 75% de dicho peso. El Desarrollo Motriz es un proceso dinámico. A pesar de que existen tablas estandarizadas sobre la adquisión de las habilidades motrices, cada niño tiene su propio ritmo y la edad con la que las va adquiriendo puede ser muy variable.

En el desarrollo motriz intervienen factores genéticos y factores ambientales:

- El Psicólogo William Greenough y cols (1992),hizo un experimento, criando 2 grupos de ratas relacionadas genéticamente: un grupo en jaulas con juguetes interesantes, el otro grupo de ratas en jaulas más pequeñas y sin estimulación.  Después de morir, observaron que las ratas más estimuladas tenían el cerebro más desarrollado (más pesado y con conexiones más amplias) que el otro grupo.

-Hipótesis de la experiencia: Wat Dennis (1960) estudió en Iran 2 grupos de huérfanos que habían pasado la mayor parte de sus primeros 2 años de vida tumbados en la cuna. Ninguno de los niños de 1 a 2 años podía caminar. Solamente el 15% de los niños a los 3-4 años podían caminar sin ayuda.

Conclusión: la maduración es necesaria pero no suficiente para el desarrollo de las destrezas motrices, es necesaria la estimulación y el juego. 

 

ESTIMULACIÓN durante los 3 PRIMEROS MESES

1.- Mantener contacto físico con el bebé el máximo tiempo posible:
                - Masaje Infantil.
                - Cantarle canciones suaves. Ponerle música suave.
                - Dejar que mueva los brazos y las piernas y fomentar ese movimiento ayudándole.
                - Estimulación táctil con diferentes objetos y texturas.

2.- Jugar boca abajo cuando esté despierto y vigilado: esta postura favorece su desarrollo motor y previene defomidades craneales como la plagiocefalia. Puedes encontrar más información pinchando AQUÍ

3.- Estimular al niño con objetos para que fije la mirada y siga la trayectoria del objeto. Colgar un móvil en la cuna.

4,- Facilitar que pueda explorar la cara del adulto, que la toque y posteriormente llamar su atención e interactuar con el bebé a través de juegos: cinco lobitos, cu-cu, marionetas de mano, etc.

5.- Facilitar que descubra sus manos: colocando pulseras sonoras que llamen su atención. Frotamos sus manos entre ellas y con las nuestras. 

                                                                       

ESTIMULACIÓN DE LOS 4 A LOS 6 MESES

1.- Favorecemos que el niño, boca arriba, se toque los pies y los lleve a la boca (preparamos la cadera para sentarse y, posteriormente, ponerse de pie).
2.- Seguir jugando boca abajo (ponerlo encima de una pelota grande, por ejemplo).  
3.- Taparlo con un pañuelo para que se destape él solo. Jugar al cu-cú. (a los 6 meses)
4.- Favorecer que coja objetos de diferentes tipos, texturas, ruidos… Le encanta arrugar papel: darle hojas que hagan ruido
5.- Cantarle canciones para dar palmadas.
6.- Favorecer el volteo, estimulando con objetos.
7.- Favorecer pasar de boca arriba a sentado. Puede ver más información en el siguiente VIDEO
8.- Jugar a esconder y encontrar objetos.

                                       

 

A tener en cuenta:

A los 6 meses aproximadamente es cuando el niño empieza a poder mantener por sí solo la posición de sentado. No obstante, solamente la mantiene durante períodos de tiempo cortos y ayudándose con sus manos. La sedestación estable se adquiere alrededor de los 7 meses y medio  y no es hasta los 9 meses cuando empieza a sentarse solo.  Es importante no forzar las etapas de desarrollo motriz, por lo que en los primeros 6 meses debemos tener muy en cuenta los siguientes 3 puntos:

                - No se recomienda sentar al niño antes de los 6 meses o antes de que lo haga por sí solo. Para estimularlo, podemos jugar mucho con él boca abajo para que adquiera fuerza en la musculatura posterior del cuello y la espalda. Eso facilitará que, al estar en posición sentada, pueda mantenerse erguido sin necesidad de ayuda y sin caerse.

                - No se recomienda abusar de la misma posición: evitar que el niño esté excesivo tiempo en las hamaquitas y evitar abusar de la posición boca arriba; debemos realizar cambios posturales y realizar cada día juegos con el niño en postura boca abajo.

                - No se recomienda poner al niño de pie ni utilizar tacatás o andadores, ya que si lo hacemos estamos forzando al niño a estar una postura a la que no está preparado desde el punto de vista motor, neurológico y visual. 

                                                                        

 

Palabras clave: Fisioterapia, Lloseta, Pediátrica, Infantil, Inca, Desarrollo Psicomotor, Estimulación Temprana.